Sé el cambio que quieras ver en el mundo

Este post se lo dedico a mi hermano. A él, guerrero nato. Ave fénix.

^

El científico loco, su hija y el mundo

Cuenta el relato la historia de un científico que vivía encerrado en su laboratorio por una idea. Esa idea le tenía obsesionado y habían pasado los años y no conseguía pasar un segundo sin pensar en ella… Quería romper con un imposible. Quería encontrar la fórmula exacta que le llevara a cambiar el mundo a través de sus ojos. Justo como él quería. Justo como siempre había soñado.

Pasaban los años y con ellos, su vida…

-epicteto

“La filosofía es el amor de la sabiduría,
es el arte de vivir una buena vida.

^

No paraba de darle vueltas al mismo tema. No paraba de soñar con el objetivo. Y mientras la vida pasaba…

Un día, su hija pequeña, de tan solo 7 años de edad, en un intento desesperado porque su padre saliera de aquel laboratorio para dedicarle unos minutos de juego… le gritó: “¡Papá, yo tengo la solución para cambiar el mundo!”

Ojiplático, el científico paró su pensamiento un segundo. Pero enseguida le vino a la mente: “¡qué chorrada!, ¿cómo va a ser posible si es mi hija pequeña?, ¿cómo va a resolver el problema si llevo dándole vueltas todos estos años…?, ¿Cómo va a saber algo si todavía no sabe nada de la vida?”

No tardó en sacarla de la habitación para que no le molestara y seguir con su plan…

-Marco Aurelio

Algunas cosas están surgiendo rápidamente, otras están desapareciendo. Algo de lo que existe ahora ya se ha ido. El cambio y el flujo rehacen constantemente el mundo, al igual que la progresión incesante del tiempo rehace la eternidad

^

“¡Papá, yo tengo la solución para cambiar el mundo!”

Días más tarde, la misma situación se repetía… La niña entraba a la habitación y le gritaba a su padre: “¡Papá, yo tengo la solución para cambiar el mundo!”

Harto de que entrara en su cuarto… decidió coger un periódico en el que aparecía una fotografía con el mapa del mundo. Lo cortó en muchos pedazos y se lo dió a su hija diciéndole: “¡Hija!, si quieres ayudar a Papá, une los pedazos y reconstruye este mundo podrido”

La hija entusiasmada dijo: “Ah, claro… ¡Gracias, Papá!»

El científico suspiró de alivio, pensó que esa tarea le tendría días y días entretenida por lo que no le molestaría más en un tiempo, total… tampoco había visto el mapa del mundo nunca lo que le haría más complicado conseguir acabar satisfactoriamente la tarea…

¿Cuál fue su sorpresa? La niña volvió a irrumpir en el cuarto a las pocas horas diciendo, ya lo tengo papá. ya he recompuesto el mundo. 

El científico no daba crédito. La fotografía del mundo estaba perfectamente reconstruída…

-Pero, hija, ¿cómo has sido capaz tan temprano de volver a armar el mundo?

^

La niña le sonrió y le dijo...

“Cuando he intentado arreglar el mundo, no he sabido cómo hacerlo porque nunca había visto un mapa. Pero entonces, me he acordado de que cuando te he visto romper la fotografía del periódico, en el otro lado había la figura de un hombre y si reconozco esas figuras. Así que le he dado la vuelta al papel del mundo y he empezado a reconstruir al hombre. Una vez que he terminado, le he dado la vuelta a los papelitos y ahí es cuando me he dado cuenta de que había arreglado el mundo.”

-Epicteto

“No esperes que los eventos sucedan como deseas, sino desea que ocurran como son, y tu vida transcurrirá sin problemas

^

moraleja

Por mucho que nos empeñemos, no vamos a arreglar el mundo. Pero algo SÍ está en nuestra mano… el cambiar nosotros mismos.

El cambio siempre debe comenzar en uno. Lo demás ya llegará…

No puedes cambiar algo si antes no te has cambiado a ti mismo.

Por ello, sé el cambio que quieras ver en los demás, y en el mundo

El mundo será un reflejo de tu parte, y la del otro, y la de aquel y la del de más allá. Al final será el cambio de la mayoría. Tú cambias, él cambia y así…

Esto llega a ser prácticamente una utopía pero con educación, habremos avanzado mucho en el camino…

No actúes por el qué dirán. Actúa con el único objetivo de mejorar la percepción que te tienes a ti mismo.

Y un consejo: estés en la posición que estés, sé humilde, que como bien dice el dicho: «hasta del más tonto se aprende».

 

¡Seguimos, guerrero!

-Reinhold Niebuhr

“Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, coraje para cambiar las que sí puedo, y sabiduría para discernir la diferencia

*Este minicuento viene inspirado del autor José Carlos Bermejo que a su vez fue inspirado por otros autores.
Laura Dolz Martín

Laura Dolz Martín

Web Master, redactora de contenidos

El día que todo cambió fue ese en el que me dí cuenta que debía centrarme solamente en aquello que podía controlar. Pues bien, con la salud, nuestro bien más preciado, ocurre lo mismo.

El objetivo de este blog es dar a conocer la filosofía estoica para poder ponerla en práctica en nuestro día a día.

Los artículos de este blog se centran en ejercicio, nutrición y estoicismo.

Como comunidad, pretende ser una plataforma participativa, así que si te encuentras con ánimo, puedes formar parte de ella. La meta es formar mejores individuos para prosperar unidos como sociedad.

Post relacionados

Estoicismo: La filosofía ancestral para vivir nuestro día a día

Vivimos en una sociedad hedonista que no premia el esfuerzo y se basa en la inmediatez. No dar nada por hecho. Valorar lo que tenemos. Agradecer cada segundo. Centrarse en lo importante.

Las dificultades como oportunidades

La desgracia en la vida de Zenón le hizo grande. A día de hoy, te beneficia. Cuando una dificultad asoma, una oportunidad florece

Céntrate en lo que puedes controlar

Una persona feliz es la que ha sabido superar la adversidad. Poner el foco en lo importante te ayudará a sufrir menos.

Los 12 ejercicios del estoicismo según Massimo Pigliucci

Los 12 ejercicios espirituales prácticos del estoicismo según Massimo Pigliucci

Estrés: El enemigo menospreciado del siglo XXI

Estrés. El enemigo silencioso del Siglo XXI. Qué impacto tiene en nuestro cuerpo y cómo el estoicismo nos puede ayudar a reducirlo

Meditaciones de Marco Aurelio: ideales y citas del estoico más poderoso de la historia

Meditaciones: ideales y citas del estoico más poderoso de todos los tiempos. Marco Aurelio, el emperador del Imperio Romano

Dieta cetogénica a revisión: ¿es tan buena como dicen?

Dieta cetogénica a revisión: ¿es tan buena como dicen?. ¿Qué dice el estoicismo sobre esta dieta? Ni moda ni panacea.

La vista desde arriba: la práctica estoica para poner en perspectiva tus problemas

La vista desde arriba. Descubre la práctica estoica para poner en perspectiva tus problemas. La inmensidad del espacio, la eternidad del tiempo.